D

espués de analizar varios negocios y entender el porque estos no logran alcanzar sus objetivos y metas presupuestadas, mi conclusión es que dicho fracaso se debe generalmente a que las personas que los lideramos, no tenemos una estructura estratégica de pensamiento.  Si vas más allá, a nivel personal, ellos se sienten confundidos y no sienten que están logrando lo que esperaban.

 

No me excluyo de esta lista como emprendedor, ya que he intentado varias veces hacer ideas de negocio sostenibles y no lo he logrado. Analizando estas situaciones, pude concluir que a mi no me enseñaron a pensar de una manera estratégica.

Cuando me contratan para una consultoría, lo primero que hago es preguntar a los directivos una serie de preguntas a nivel personal: ¿Quiénes son?, ¿cuáles son sus cualidades diferenciales?, ¿Cuál es su visión en el mediano plazo y que acciones realizan para lograr dichos objetivos?, en el 99% de los casos, les cuesta bastante responder, y se pone más difícil al entrar a analizar preguntas más concretas como: ¿Cuál es el diferencial con tu pareja?, muchos responden el amor, más esto es un valor genérico que debe tener cualquier relación, pero les cuesta poder describirlo. Finalmente me dicen: “tú vienes a analizar el negocio y esto se siente más como una entrevista personal, y se ríen”.

De esta experiencia de mi vida, de hablar con las personas y años de investigación, he llegado a la conclusión que solo existen dos clases de pensamiento en los seres humanos, los del 99% y 1%.

 

Definiendo tu vida, como si fueras un producto

Antes de comenzar, debemos ponernos de acuerdo en el término estrategia, mi definición es: “saber quienes somos, porque somos así, a dónde queremos llegar y que nos hace falta para lograrlo”.

 

Para esto debemos poder responder la pregunta: “¿Quién eres tu?”. Esta es una pregunta que para muchos se vuelve compleja de responder, ya que solo ven una parte de lo que son, pero no logran responder desde una base completa. Cuentan tan solo una parte de la historia, pero ¿Por qué es tan difícil responder a esta pregunta?

 

Para comenzarle a dar una estructura lógica a esta respuesta, yo he divido quien soy en 4 aspectos: un físico, unos valores, unas capacidades y unas emociones; de esta definición quito cualquier aspecto religioso o filosófico, como el espíritu o el alma, ya que esto es algo muy personal de cada ser humano.

 

  1. Un cuerpo físico, unas cualidades que forman un cuerpo en conjunto, unos ojos, un pelo, un físico, una altura. También incluye tu organismo y la salud física de tu cuerpo.
  2. Tenemos unos valores, son los principios de actuación de la vida prioridad y cosas a las que se les da importancia, si revisan en internet pueden encontrar que no hay más de 30 valores que sean los principales, en nosotros unos son mas fuertes otros necesitan trabajo.
  3. Tenemos unas capacidades, como ser deportista, jugar bien el ajedrez, etc. Cosas que sabemos hacer, oras que no sabemos hacer y otras que desconocemos.
  4. Tenemos unas emociones o unos sentimientos, unos positivos y otros negativos, es decir afectan la forma en que percibimos las cosas que nos pasan en la vida.

 

Estas son las cosas que componen esta pregunta, lo importante es que debes tener claro que es genérico, que es diferencial y que es un diferencial no genérico.

 

Es decir, tienes ojos esto es genérico, un diferencial es que son grandes o tienen cierta forma especial, tu diferencial no genérico es que cambian de color dependiendo tus emociones.  Ahora lo puedes empezar a simplificar, ¿cual es tu diferencial físico, cuál es tu cualidad diferencial no genérica, qué cualidad te hace único?

 

Tu origen

 

Si lo piensas tu producto, esto que eres ahora viene de un pasado, que va a la segunda pregunta importante que debes responder: ¿Qué ha pasado en tu vida?, ¿Por qué actúas de una manera o de otra?

 Esto lo puedes volver un mar de respuestas, o responderlo de una manera estratégica, para mi el pasado en el conjunto de tres factores:

 

  1. Tus Creencias, son las cosas que tu piensas, pero que no tienen una verificación real.
  2. Tu cultura, el lugar donde creciste, las normas que te rigen en tu familia o sociedad.
  3. Tus aprendizajes, son las situaciones que has vivido positivas o negativas, unas las recuerdas, las otras están escondidas en algún lugar de tu cerebro y aunque no lo creas este subconsciente esta ahí, en tu presente.

 

Tu producto actual es el resultado de estos factores. Tu físico viene de tu cultura, tu miedo se creó en algún momento de tu pasado por tus creencias o aprendizajes, todo esta conectado y si cogieras un papel y lápiz y empezaras a hacer esta línea de tiempo donde tu producto lo empiezas a conectar a tu pasado encontrarás un sentido una logia a lo que vives o a tus acciones presentes.

 

Tu visión

Tu visión, es lo que quieres ser, y este tiene un orden, unos objetivos claros que debes lograr, el éxito de tu vida se puede medir de manera tangible, aunque le puedes dar una escala de prioridad a esta lista.:

 

  1. Tu profesión: ¿a que te quieres dedicar para ganar dinero?, ¿eres bueno en lo que haces?, ¿lo disfrutas?
  2. Tus relaciones: Tu pareja, tu familia, tus amigos. ¿Cómo es la relación con tu papa y con tu mama?, ¿Cómo es la relación con tu pareja?,
  3. Tu salud: Eres sano, cuanto te enfermas.
  4. Tu economía: La cantidad de dinero que debes ahorrar y tener para sentirte tranquilo, las cosas económicas que quieres lograr.
  5. Tu espiritualidad. Te sientes tranquilo.

 

Como se puede ver una persona del 1% tiene clara su línea de tiempo, entiende sus diferenciales y lucha por establecer diferenciales no genéricos en su vida, tanto en su ámbito profesional, sus relaciones, su salud, etc. Tiene claras sus debilidades y tiene más claro aun que le hace falta para lograr esas metas propuestas.

Para mi éxito, es el conjunto positivo de estos cinco factores.

 

El amor que sientes por ti mismo

 

Para sentir amor por ti mismo y el mundo que te rodea debes analizar tres aspectos de tu vida: La felicidad, la innovación y la comunicación.

Muchas veces he preguntado a las personas que es la felicidad para ti, y el 99% de las veces la respuesta es que la felicidad es diferente para todas las personas.

  • Te responden ser feliz es estar tranquilo,
  • y preguntó ¿Qué es estar tranquilo? Y dicen es no tener problemas.
  • Esto quiere decir que la felicidad en su cerebro es no tener problemas,
  • pero siempre van a haber problemas por lo tanto nunca van a ser felices?
  • La respuesta es no: “la felicidad sucede a veces si a veces no”
  • Bastante complejo no creen.

 

La felicidad para mi es la ausencia de la voz negativa del cerebro, es la voz que ataca tus emociones, es la voz que te dice tenga miedo. Caminamos todos los días con una voz que nos habla: “deberíamos ponerle un nombre”. A mayor es la voz negativa, menor la felicidad en nuestra vida.

Yo aprendí que la única manera de callar esta voz es definiendo las palabras desde las simples a las mas complejas, ya que así no lo crean las palabras que usamos todos los días pocos las pueden definir. A medida que educamos nuestro cerebro a definir las palabras de manera clara, la voz del cerebro se va callando.

Esto lo he aplicado a muchas personas, hacerles preguntas de su vida cotidiana y en la mayoría de los casos, la respuesta los confunde a ellos mismos, piensa que responderías si te preguntara: ¿Qué es la tranquilidad?

Te doy un ejemplo de cómo funciona, una de las mayores emociones que afectaba mi vida, giraba en torno a mi mama y el amor que ella sentía por mi. Es decir, si para mi la palabra amor es un conjunto de valores: aceptación, comprensión, dar lo mejor, valorar, respetar, agradecer. Pues claramente puedo decir si ella me ama o no me ama, y si yo la amaba a ella. Aunque aún faltaría definir que es aceptación, comprensión, etc.

A medida que educas a tu cerebro en usar palabras que has definido de una manera profunda y clara es más fácil callar y controlar esta voz del cerebro.

La innovación parte de la base de tener más conocimiento, ¿cómo puedes saber que algo te gusta si no lo has probado? Hay personas que dicen no me gusta comer pez globo, a bueno y cuantas veces lo has probado, ninguna. Como puedes saber si pintar te gusta, si jamás compraste un lienzo.

Las personas con un pensamiento del 1% se salen de su zona de confort, están en la búsqueda de nuevas cosas y de conocimiento, no dejan que sus emociones interfieran en cosas que realmente desean hacer. Te puedo garantizar que ver las pirámides de egipto y sentir esa experiencia, no la vives en un libro. A medida que entras en la monotonía de la vida, tu amor por ti mismo se va disminuyendo, te vuelves un ser humano de costumbres, y la monotonía alimenta la voz negativa del cerebro.

Empieza a innovar en tu vida, adquiere conocimiento.

La Comunicación es la forma en que te relacionas con el mundo, muchas veces las personas quieren decir algo y lo expresan de manera diferente, generalmente la comunicación es la base de la estructura de tu pensamiento y es muy fácil percibir quien tiene y quien no tiene un pensamiento estratégico.

Aunque no lo creas en muchas empresas en el momento de hacer una entrevista miden tu nivel de pensamiento, te pongo un ejemplo:

  • Hola, ¿como estas? Cuéntame quien eres tu?
  • Hola soy David, estudie finanzas en Australia…….

Sales de la entrevista y crees que te fue muy bien. Sin embargo, no obtienes el puesto, ¿por qué?

Si la persona que te entrevistó tiene un pensamiento estratégico, la respuesta correcta sería:

  • Hola, ¿como estas? Cuéntame quien eres tu?
  • Hola soy David, ¿Quién soy yo con respecto a que? A mis valores, mis capacidades, mis emociones. ¿Te refieres a mi origen?

Una pregunta tan general, las personas del 1% solo la pueden responder de una manera específica.

Para esto debes empezar a programar la forma en la que te comunicas y siempre tener en cuenta:

  1. Me comunico y creo que yo estoy diciendo algo,
  2. Otra cosa es la percepción de lo que yo creo que tu estas pensando de lo que estoy diciendo.
  3. Y otra es realmente lo que tu estas pensando de mi.

Siempre hay tres versiones de la historia.